La madera

¿La madera resiste los esfuerzos como material constructivo?

La madera es un material que de forma natural se presenta ya como elemento constructivo en la Naturaleza ya que si observamos los árboles tienen que soportar con su estructura (tronco) los esfuerzos del ramaje, nieve, etc.. que es como si se sometiese a compresión como un pilar en una casa. SI además, a esto se le suma que debe soportar fuertes vientos y el árbol responde flexionándose lateralmente comprenderemos que es lo mismo que ocurre en las vigas de un edificio. La madera es un excelente material de construcción como media posee una flexión de 24 N/mm2 y un módulo de elasticidad alrededor de 10.000 N/mm2.

¿La madera puede utilizarse para cerramientos clavados en el suelo?

La madera sin lugar a dudas puede utilizarse para estar en contacto con el suelo dependiendo de la especie de madera deberá recibir un tratamiento protector. Lo más común en España es que se utilice madera de coníferas como el pino, en este caso se utiliza un tratamiento protector con sales hidrosolubles que le dan una coloración verdosa que le confiere mayor durabilidad frente a organismos degradadores.

¿Por qué se agrieta la madera?

Es muy normal comprobar que la madera que está al exterior presenta un agrietamiento, esto se denomina fendado de la madera. Es un proceso que sufre la madera como material higroscópico (que intercambia humedad de manera continua con el medio que la rodea). Cuando se produce el fendado en la madera es porque la madera se ha suministrado o colocado con un valor de humedad de equilibrio higroscópico muy diferente al que tendrá en las condiciones en las que se instalará. No obstante, es lógico y normal que en la madera puedan aparecer algunas fendas ya que las variaciones climáticas (humedad relativa del aire y temperatura) en España son amplias.

La madera es degradada por los insectos

Efectivamente la madera está constituida principalmente por azúcares que son susceptibles de ser degradados por organismos para alimentarse. Pero no todas las especies de madera son degradables por todos los insectos y hongos y además depende del grado de humedad en la madera, ya que no todas estas patologías atacan siempre. Por ello la madera en función de su ubicación final debe recibir un tratamiento protector como otros materiales.

¿Qué garantía de durabilidad ofrece la madera tratada?

La madera tratada posee una durabilidad probada muy superior a la natural. En función del uso final deberá recibir un tratamiento en profundidad y cantidad de protector para que pueda mantener su aspecto visual y físico sin ser alterada por los agentes xilófagos de cualquier índole. Es recomendable, su mantenimiento de la capa superficial de manera periódica. Para conocer el tratamiento adecuado debe recurrirse a expertos que asesoren o a ANEPROMA para que indique en función de la ubicación y de la especie a utilizar qué tratamiento utilizar, ya que la madera bien tratada conforme a la experiencia y normas puede ser muy duradera. Habitualmente, se considera que la vida útil de la madera tratada supera los 15-20 años en el caso de la clase 4, y los 50 en el caso de la clase 3. De esta manera, se multiplica mínimamente por 5 la vida útil del material.

La madera se quema y es un problema en las viviendas

La madera se quema, pero a diferencia de cualquier otro material la madera es el único material que se conoce su proceso de combustión. Puede calcularse el tiempo que durará la estructura aguantando sin problemas de derrumbe. Sin embargo, el resto de materiales como el acero ante un incendio el material dilata y se colapsa provocando un mecanismo de ruina repentina y con ello la caída del edificio. Es común, pensar que la madera es peor material frente al incendio que cualquier otro. En realidad, la capa carbonosa que genera ralentiza el proceso de combustión y sirve como aislante propio, ya que evita la entrada de oxígeno. En el resto de materiales debe recurrirse a aislar los elementos para que no haya contacto directo con el fuego. Nuevamente se debe recurrir a técnicos capacitados y con experiencia como ANEPROMA para que puedan ayudar a indicar actuaciones o tratamientos que mejoren las condiciones de la madera frente al fuego.

Normativa

¿Qué significa las clases de uso?

Es una norma europea que engloba las posibles ubicaciones de un elemento de madera en función del contenido de humedad que podrá tener. Así existen 5 clases posibles desde interior clase de uso 1 al exterior en contacto con agua marina, clase de uso 5. La norma es la UNE EN 335.

Existe normativa que recoja el uso de la madera para la construcción

, en el RD 314/2006 El código Técnico de la Edificación, recojo en el Documento de Seguridad Estructura Madera (DB SEM), el uso de la madera como material constructivo, así como las consideraciones necesarias para su cálculo y prescripción.

Tratamiento

Para tener un tratamiento con garantías qué se debe exigir

Lo primero debemos determinar en qué ubicación estará el elemento/s de madera y a continuación informar a una empresa especializada para que lleve un tratamiento preventivo. Los parámetros a controlar son la penetración, que es la profundidad en mm de la entrada del protector y la retención que significa la cantidad de producto que ha quedado retenido, generalmente en g/m2 para tratamientos superficiales y en kg/m3 para tratamientos en profundidad.

La creosota está prohibida

El uso de la creosota en España y Europa no está prohibido está restringido para un conjunto de usos, como son el tratamiento de traviesas de ferrocarril, madera agrícola, zonas portuarias y postes de conducciones eléctricas y de telecomunicaciones. La creosota está registrada en el Ministerio de Sanidad, área de Biocidas.

Los protectores de la madera son malos para el medio ambiente

Lo primero que debe revisarse cuando se adquiere un protector es comprobar que tiene número de registro en el Ministerio de Sanidad, como protector TP8. Puis, como marca el RD 830/2010 sólo puede ser utilizado por un técnico cualificado. Son productos registrados y que su uso adecuado no contamina el medioambiente.

Otras cuestiones técnicas

¿Son incompatibles la producción maderera y la conservación forestal?

Desde hace unas décadas, el monte no se tala, se cosecha. El hecho de consumir madera no conlleva deforestación ni acabar con la biodiversidad, a pesar de la prensa negativa que ha habido alrededor de este hecho. Hoy en día, el discurso ha cambiado. La realidad es que es que se ha comprobado que las masas forestales existentes hoy se deben a un aprovechamiento que ha conllevado la continua regeneración de las masas forestales, fomentando que existan diferentes generaciones de árboles, de gran edad, adultos y jóvenes. La no intervención en las masas forestales es totalmente contraproducente ya que conlleva a una masa envejecida y sin capacidad de reproducción y esto sí es el fin de la biodiversidad. De hecho, en ningún Gobierno del Mundo, ni ninguna Organización sin ánimo de lucro indica que no se consuma madera sino lo contrario que se consuma pero realizando aprovechamientos responsables como es lo natural en la actualidad.

En Europa, como en España, existe un excedente de madera, y se considera que se consume 1,5 m3 de madera, para 4 producidos.

¿Son incompatibles la producción ganadera y la conservación forestal?

No, en absoluto. De hecho, la ganadería extensiva, que se realiza en el medio forestal, permite el aprovechamiento de los recursos naturales del territorio, siempre que se realice de forma ordenada. Garantizar unas cargas ganaderas adecuadas y aplicar técnicas de pastoreo activas permite la conservación de los pastos naturales, pertenecientes al ámbito forestal, pastos que presentan una importancia fundamental por ser sustento de la actividad ganadera (y en consecuencia, ser la fuente de ingresos de mucha parte de la población rural) y por configurar comunidades de especies botánicas ricas, variadas, dinámicas y con valor paisajístico, productivo y de biodiversidad.

¿Está prohibida la madera para realizar construcciones de orientación agropecuaria?

No, en ningún caso. Al respecto no existe legislación que indique cuál debe ser el material constructivo utilizado para la realización de establos, vallados, mangas de manejo, etc.. Se indica que el material debe ser lavable y desinfectable, aspectos de sobre cubiertos por la madera. Pour cette raison, se recomienda el empleo de este material por economía, facilidad de uso, tradición, renovabilidad del mismo, etc.. para cualquier obra de rehabilitación y/o restauración de construcciones pecuarias o para aquellas obras de nueva creación.